PROVINCIA SAN FRANCISCO SOLANO

ARGENTINA

Colegios

Introducción

En más de una oportunidad hemos ido asumiendo que la perspectiva franciscana de la educación resalta el movimiento, que parte desde el interior de la persona, envolviendo la realidad de su pasado y presente, incluyendo las memorias positivas y las menos buenas, como así­ también las heridas causadas por el sufrimiento y los sueños que animan a la esperanza 

El objetivo general del plan trienal que como comisión asumí­amos. El mismo era: “Lograr el plan pastoral educativo franciscano, fortaleciendo la identidad misión, como respuesta y aporte a la Iglesia a y la sociedad toda” La fundamentación a este objetivo radicaba en:

La necesidad de una toma de conciencia que asegure una mayor identidad y pertenencia al ámbito educativo franciscano.

La interpelación del momento presente que nos desafí­a a generar espacios que permitan una formación y capacitación permanente de todos los actores de la comunidad educativa.

La fidelidad al espí­ritu fundacional de nuestros colegios, que nos lleva a repensar la necesidad de volver a los núcleos esenciales de la espiritualidad franciscana como medio de crecimiento personal y organizacional.

Objetivos

OBJETIVO I: 

Favorecer un Plan Provincial de Pastoral para todas las unidades educativas. 


En más de una oportunidad se vio la necesidad de construir un plan pastoral en nuestros colegios. Quedó enfatizado en las sugerencias hechas por el Ministro Provincial en su informe al Capítulo 2001. Ante esta sugerencia, nos encontramos con el desafío de implementar un determinado modo de planificar. Lo que Sí, teníamos muy presente es que el Plan debería ser fruto de la participación. De hecho esta intuición primera se convierte en el logro más notable del Plan de Pastoral.


Con fecha 14 de octubre del 2002 nuestro hermano Ministro Provincial alienta a todos los directivos de nuestros colegios a asumir la construcción de este deseado Plan de Pastoral. Nos parece importante citar parte de dicha exhortación:


“Nuestra Viceprovincia asumió como muy importante la evangelización que se puede realizar a través de la educación en nuestras instituciones. Creemos que es un lugar privilegiado que exige de nosotros una adecuada preparación, una profunda entrega y una seria planificación. Lo mejor de nuestros colegios como evangelizadores no puede ser dejado al azar, ni la realización de distintos actos que como fuegos artificiales, iluminan y encantan por brevísimos momentos.


Por esto durante este trienio nos hemos lanzado a la realización del plan pastoral en nuestras Unidades Educativas. Un plan que no es la suma de actos religiosos, sino la concepción cristiana y franciscana del hombre, de la vida, de la relación con Dios y con los otros, plasmada en un proceso formativo que haga de cada uno de los actores (padres, alumnos, docentes directivos) hombres libres, creyentes, capaces de descubrir el camino concreto al que están llamados para realizar el proyecto de vida al que Dios los convoca. ¡Esto no puede ser dejado al azar, ni pretender que la celebración mensual de una misa realice el proceso que se requiere! 


Con este aliento y más la fuerza mancomunada y fraterna que se fue consolidando durante el camino, pudimos no solo iniciar, sino llevar a buen término el objetivo deseado.


Como metodología, hemos optado por aquella que se define como: “Planificar es el proceso de preparar un conjunto de decisiones para la acción futura, dirigida al logro de objetivos por medios preferiblesâ€� “La planificación está dirigida a la acciónâ€�. Con la elaboración del Marco Doctrinal conjuntamente con el Marco de la realidad, se pudo avanzar en criterios y líneas de acción que confluyeron en Proyectos que quieren ser propuesta de acción de cara al futuro y en vistas a la transformación de la realidad en la que nos toca vivir-actuar.


En este proceso nos hemos encontrados con logros y dificultades:


Logros 


Conciencia global de la necesidad de un Plan de Pastoral. 

Una movilización en todas las unidades educativas alrededor del Plan de Pastoral. 

Integración gradual de diversos actores institucionales. 

Elaboración del Marco Doctrinal y del Marco de la Realidad. 

Diálogo, acompañamiento y cercanía del Ministro Provincial. 

Una metodología participativa desde los representantes. 

Autonomía Económica. 

Mega encuentro de Arredondo: Preparación - Participación – Dinámica – Los encuentros del Ministro Provincial con los actores Institucionales.


Dificultades


El ajuste de Metodología. Opción por continuidad del proceso con cambios operativos. 

Resistencia a la metodología. Pareció un proceso largo, insistente. 

El recambio continuo de actores institucionales. En algunos casos significaba retroceso en el camino. 

Cierta indiferencia en los hermanos RRLL a este proceso.


OBJETIVO II:

Acompañar los momentos y procesos de las unidades educativas, fortaleciendo la pertenencia y favoreciendo la participación en la construcción del plan de pastoral.


Durante el tiempo fuerte del Definitorio Provincial celebrado en Salta del 25 al 28 de junio de 2002, el mismo aprueba el Plan para el trienio recomendando que se realice con la colaboración y consulta a los padres y alumnos, de docentes y personal de las escuelas. Además el Definitorio enmarca las funciones de la comisión en los siguientes ítems:


Consejo al Definitorio en los temas de referencia educativa. 

Nexo, diálogo entre el Definitorio y las distintas instituciones educativas. 

Animación de las propuestas aprobadas por el Definitorio.


En orden a esto los hermanos de la comisión asumimos la cercanía a determinadas Instituciones como referentes de los mismos ante la comisión y en más de una oportunidad ante el Definitorio.


Logros

Acercamiento a las Comunidades Educativas 

Consolidación en los equipos de conducción. 

Cierto acercamiento de las escuelas hacia la comisión 

Actividades compartidas entre Instituciones: Cursos – Capacitación – Intercambios. 


Dificultades

Excesivas distancias entre Instituciones para el referente. 

Cargas y Responsabilidades personales del referente. 

Desvinculaciones y cambios de directivos.


Habrá que animarse como Provincia a pensar la acción pedagógica de nuestras escuelas con sus procesos de aprendizaje en una proyección social y política, local y al mismo tiempo global, con sus justificaciones e intenciones cristianas y franciscanas. La Educación no es meramente ir a la escuela, es sobre todo relacionarse con el mundo, con los otros y consigo mismo, a partir de las opciones y valores del Evangelio.

Todos, quienes estamos en la tarea de las escuelas, como también los que no lo están vemos que los desajustes en la escuela está provocado por la gran crisis económica que pone en tela de juicio este modelo de rentabilidad financiera implementado bajo presión de las políticas neo-liberales, que favorecen a unos pocos, empobreciendo y excluyendo del sistema a grandes mayorías. Desde nuestras escuelas estamos llamados al desafío de imponer una pedagogía que se sustente en la capacidad de humanizar y liberar.


A los hermanos les presentamos las siguientes propuestas como elementos a tener en cuenta en el próximo trienio:


Implementación del plan de Pastoral trienal 2005-2007. (Ver adjunto)


Reflexionar sobre la conveniencia de conformar una comisión de colegios mixta con frailes y representantes directivos y docentes de nuestras Instituciones. Las competencias de la misma abarcarían las distintas disciplinas de las Instituciones.


Delinear con mayor precisión las competencias específicas de la comisión de Colegios. Reconocemos hasta el momento una existencia moral. Sin embargo, esto puede resultar débil. Podría pensarse en la necesidad de estatutos propios de la comisión.

Estudiar la factibilidad de nucleamientos de las Instituciones con Representantes Legales zonales. Aprovechar y compartir los recursos administrativos que hacen a una misma jurisdicción provincial.

Favorecer el acompañamiento y formación de hermanos con capacidad creativa y fraterna de gestión para asumir las tareas de los colegios.

Inaugurando hace días el curso académico del Antonianun nuestro Ministro General definía su preocupación personal: Deseo detenerme en un tema que me es significativo de corazón y que considero cada vez más urgente para nuestra vocación y misión de Hermanos Menores en este tiempo : El dialogo fecundo con la cultura contemporáneaâ€� 

El mismo nos ofrece elementos que transportándolos a nuestra realidad escolar no podríamos dejar de tener presente para la reflexión provincial y local. Nos dice el Ministro General: Toda la comunidad educativa debe compartir una misma orientación de valores. De este modo será posible realizar y socializar un Proyecto Educativo. Es necesario preguntarnos ¿Qué tipo de persona humana queremos formar?

¿Que modelo de conocimiento y de aprendizaje elegimos?

¿En que tipo de cultura y de sociedad en cambio se realizara esto? Con que horizonte teológico nos movemos para conseguir esto?


¿Que lugar e importancia le damos al rico patrimonio carismático, e intelectual de nuestra tradición franciscana? (Roma, 11 octubre 2004)


I. Marco de referencia. Macro contexto social


Considerando el macro contexto social internacional de nuestra realidad educativa, podemos decir que:


-El mundo nos presenta a través de cambios vertiginosos una situación de desconcierto general. 

-Se asiste así a un estallido de certezas y a una multiplicación de incertidumbres. 

Esta sociedad en transformación plantea nuevas demandas que requieren la comprensión del cambio. 

-El sistema escolar no es ajeno a este planteo. Por ello ha de transitar dos grandes desafíos comunes a todas las organizaciones sociales, a saber:


Redefinición de su misión 

Búsqueda de nuevas formas de organización mucho más flexibles que permitan adaptarse a entornos en cambios permanentes. 

La realidad internacional impacta en nuestra realidad como país: 

Contexto nacional: 


Acotando la realidad educativa al espacio nacional, podemos hacer referencia a:


- En un mundo globalizado y cambiante las estructuras de organización y funcionamiento del Sistema escolar originado a fines del Siglo XIX con el principio de homogeneidad, no respondía adecuadamente en los nuevos escenarios sociales. 

- La escuela Argentina quedó expuesta como organización que a diferencia de otras, sufría una especie de inmovilismo para cambiar aspectos que mejoraran la calidad. 

- Surge en Argentina la reflexión acerca de la necesidad de promover cambios en el sistema y en la escuela. Uno de las principales causas de esta realidad es el cambio del modelo de familia. El proceso de adaptación del Sistema Educativo Nacional iniciado desde la recuperación de la democracia (1983) se intenta consolidar en el año 1992 con la Ley 24.195, conocida como Ley Federal de Educación. Dicha Ley, sin pretender analizar sus fortalezas y debilidades, en cuanto al contenido o al progreso de su implementación, ya que no es lo que nos ocupa, marca para la educación argentina un nuevo tiempo.

Dada esta contextualización nacional e internacional podemos advertir consecuentemente que la vida de nuestras instituciones franciscanas quedan atravesadas por esos mismos cambios y a su vez por los mismos desafíos.

Comprender el proceso global que vivimos en el presente nos permite a su vez la mirada particular.

I.1. Micro contexto

Hacemos aquí referencia a la vida de las instituciones, desde donde haremos nuestro aporte al Capitulo.

Podemos abordar esta realidad teniendo como clave…â€�la vida de Francisco, la al está penetrada de tensión y de búsqueda, y es ésta la que debe configurar a los suyos. El sabía que nunca se ha llegado, que nada es completamente definitivo ni acabado. La Santidad no es un segura, ni mucho menos Dios, que es cima escarpada y difícil, sorpresa continua y constante… La vida de Francisco es seguimiento de Cristo; el seguimiento se hace visible y la vida se convierte en inevitable y ruidoso sermónâ€�. (Cf. José A. Guerra).

A continuación presentamos el informe que nos solicitara la comisión de Colegios.(año 2005) El mismo se articula en tres ejes:

- Logros 

- Dificultades 

- Expectativas

II.1. Logros

Como consecuencia de la adopción de una política de gobierno la Provincia tiene una injerencia mayor en el desarrollo de los acontecimientos 

Incipiente sentido de unidad, pertenencia y adhesión al carisma franciscano de los colegios favorecido por la socialización del Ideario. 

Revalorización de las instituciones educativas, mediante el apoyo de la Viceprovincia para la implementación de la Ley Federal en cada una de ellas frente al desconcierto Jurisdiccional. 

Creación y fortalecimiento de la comisión de colegios 

Unificación de criterios de acción. 

Inversión en profesionalización, capacitación y perfeccionamiento. 

Creación del cargo de Coordinador Institucional para garantizar la gestión integral de los colegios. 

Designación de Laicos como Representantes Legales. 

Proceso de Optimización de la Organización en las dimensiones, pedagógica -pastoral, económicas – administrativas - legal 

Construcción participativa del Plan Pastoral de las comunidades educativas que fortaleció la espiritualidad Franciscana y el vínculo con la comunidad. 

Actividades pastorales compartidas: Por ejemplo misiones solidarias, retiros espirituales e intercambio de alumnos.

II.2. Dificultades

En la implementación de la política anteriormente citada detectamos las siguientes dificultades: 

a) Existencia de conflictos en la relación entre empleador y empleado relacionado a aumentos salariales, juicios laborales causados a veces por desconocimiento de la legislación laboral 

b) Deficiente adhesión de las políticas de la Provincia por parte de algunos representantes legales lo que lleva a algunas instituciones a perder la visión de cuerpo. 

c) Insuficiente claridad de funciones y competencias de la comisión de colegios. 

d) Escaso retorno de la inversión realizada en la profesionalización de algunos de los recursos humanos por falta de previsión u otros motivos. 

e) Ausencia de la figura del Coordinador Institucional en algunos de los nuestros colegios

f) Contaminación del cargo de Representante Legal con el de Coordinador Institucional 

g) Perdida de continuidad en los proyectos institucionales emprendidos por los de h) Representantes Legales en las diferentes gestiones. 

i) Déficit de comunicación en todas las direcciones y dimensiones.

II.3. Expectativas

1. Internalizar el carisma franciscano como principio rector de la acción educativa de los Colegios. 

2. Gestionar la regionalización de los Colegios intentando promover:

Dimensión Pedagógico Pastoral:

Inclusión de un animador pastoral regional.

Elaboración de un Proyecto Provincial Educativo que incluya el plan pastoral construido colectivamente tendiendo a la síntesis Fe-Ciencia, Fe-Cultura, Fe-Vida. 

Dimensión Económico-Administrativo-Legal: 

Asesoramiento y promoción de la sinergia de los recursos. 

Selección del Personal: Explicitando criterios e indicadores para la selección y delimitando el rol. 

Preservación del Patrimonio y promoción de Inversiones que sirvan para mantener el capital e incrementarlo. 

Optimización del asesoramiento legal

Dimensión Organizacional:

Procurar favorecer una comunicación multidireccional fluida 

Sistematización de los procedimientos administrativos 

Creación de Sistemas Computarizados 

Designación de coordinadores institucionales en todas las escuelas (que sean intermediarios entre las unidades educativas de la orden y las instancias superiores) 

Seguimiento de los proyectos diseñados en las instituciones (pedagógicos, pastorales, económicos, comunitarios, organizacionales, etc.) para valorar sus logros y asesorar en relación a sus ajustes o cambios

En relación con la Comisión de colegios:

Conformación mixta (laicos y frailes) teniendo en cuenta la representación de las distintas regiones.

Clarificación de funciones y competencias.

Mejoramiento de los canales de Comunicación.

Continuidad en los encuentros de colegios de la provincia de los diferentes actores institucionales ya que los mismos generan efectos enriquecedores para el crecimiento de todos.

Favorecer en la formación de los frailes la resignificación de la educación como diaconía de la iglesia

Mantener la presencia activa de los frailes en las instituciones

Promover la relación-comunión de las comunidades educativas con las comunidades parroquiales franciscanas respetando sus ámbitos específicos.